jueves, 18 de julio de 2019

JARDINERIA DE INTERIOR - Paz Monserrat Revillo


Como dice el escritor Antonio Báez en el prólogo de Jardinería de Interior, Paz Monserrat demuestra un dominio absoluto de la sencillez y la naturalidad para llevarnos a los mundos imposibles.

Leyendo los microrrelatos de Jardinería de interior, te percatas de lo aferrados que estamos a lo terrenal, a lo que consideramos tangible y huimos o no somos capaces de ver lo distinto, lo que está o se manifiesta, por ejemplo, en la mampara de una ducha o en el fondo de un bolso.
Quizás, y de eso sabe mucho Paz, por efecto de la genética  o de la tontuna, perdemos esa habilidad conforme dejamos la niñez atrás y ya no tenemos espacio en nuestra mente para la imaginación, para la observación fuera de lo que la mirada te impone. 

Para ayudarnos a ver lo invisible, Paz se vale de la genética o la botánica. O de la vida de un instituto a través de profesores o alumnos. De la niñez perdida y encontrada por azar.

Las pequeñas historias van desde lo fantástico, desde esa jardinería interior que todos tenemos aunque no la veamos.

JARDINERÍA DE INTERIOR
Tengo un bonsái en el útero. De momento solo hay que controlar que no crezca. Cierro los ojos un instante, pero la boca queda abierta y debo de haber tragado abono. Al salir de la visita, unos frondosos manglares han echado raíces en las aguas estancadas de mi cabeza, un rosal ha desprendido varios pétalos que se han deslizado mejillas abajo y una jungla con sus pájaros y sus fieras se extiende ahora mismo por mis tripas. No sé si tengo que regar, podar, eliminar las malas hierbas o seguir abonando. Y no tengo ni un puto libro de jardinería.

Pasando por la reescritura de nuestros más famosos cuentos para hacernos ver otra realidad.

INFORME
Se trata de Caperucita.
Al principio, la alegría de la casa. Siempre haciéndole recados a su mamá, tarareando las canciones de moda y deseando tener éxito en el instituto.
Después, devorada sucesivamente por su profesor, su jefe, y ahora su marido que jura necesitarla y quererla con locura.
Lleva dos días en la casa de acogida, y esta tarde acaba de darse cuenta de que la directora tiene todos los rasgos de la cara sospechosamente grandes.

Al mismo tiempo, no desdeña la ironía para hablar de los problemas de que nos afectan.

DELIBERACIONES DE ALTURA
No se ponen de acuerdo. Unos hablan de una mutación del cromosoma Y. Otros de una rara anomalía genética que provoca ambigüedad en los genitales. Se han aportado pruebas sobre un tipo de hermafroditismo que vuelve delicados y livianos a quienes lo sufren. En los pasillos se cruzan expertos y asesores procedentes de todas las disciplinas: políticos, economistas, especialistas en arte antiguo y rabinos estudiosos de la cábala.
Mientras en las comisiones de la Cumbre Internacional representantes de todos los países deliberan sobre el sexo de los ángeles, yo intento llenar el carro de la compra familiar con veinte euros.


Estos son apenas tres magníficos ejemplos de lo que se pueden encontrar en el libro. Hay microrrelatos realmente deliciosos, inteligentes, sorprendentes.

Es un pequeño gran libro de microrrelatos. Léanlo. Paz Monserrat es una de nuestras grandes microrrelatistas.



2 comentarios:

  1. ¡Mil gracias, Elena! Eres un inmenso y generoso sol de verano que ilumina mis jardines interiores hasta convertirlos en vergeles. Soy toda agradecimiento y clorofila. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito, Paz. Ya está todo dicho. No puedo estar más de acuerdo.

    ResponderEliminar

EL HIERRO DE TU PIEL - Paloma Ulloa

  El hierro de tu piel, escrita por Paloma Ulloa, es una novela sobre el maltrato físico y psíquico. Una novela dividida en tres partes dis...