Páginas

lunes, 20 de noviembre de 2017

LECTURAS VARIAS- LA HUELLA DE UNA CARTA de Rosario Raro. LA HUESPED de Florencia del Campo


LA HUELLA DE UNA CARTA

He leído casi todo lo que ha escrito Rosario Raro. Me gustó mucho Volver a Canfranc, publicada anteriormente por Planeta.
En esta nueva novela hay varios frentes abiertos. Por un lado, el retrato de la sociedad española de los años sesenta. El famoso consultorio de la Señora Francis y los tremendos efectos que causó el medicamento que se les daba a las mujeres para evitar los vómitos y problemas del embarazo: la talidomida,
La protagonista, Nuria, es el reflejo de esa sociedad. Una mujer con inquietudes, pero sometida al hogar, al marido, a los futuros hijos. Consigue trabajar con lectora y redactora de las cartas que llegan al consultorio. Es allí donde descubre, aparte del malestar, de los problemas cotidianos de las mujeres, del maltrato físico y psíquico, los tabúes sexuales, siempre dominados por la iglesia, y no sólo de las mujeres puesto que también, en menor cantidad, escribían hombres y la situación general del país. El consultorio fue un punto de referencia para muchos hogares. Lo recuerdo perfectamente. Un desahogo en medio de tanto pecado y tanto silencio.
A través de una de esas cartas, atando hilos junto con un compañero de trabajo, llegamos al verdadero asunto de la novela: los hilos que mueven el negocio del telamón.
La novela está muy bien documentada de principio a fin. Es una mezcla de thriller, historia de nuestra reciente sociedad, en una Barcelona perfectamente retratada, denuncia de la impunidad con que se trataban asunto de gravedad, chantajes, negocios ocultos, y una historia de amor.

Yo soy poco romántica y esta es casi siempre la parte que menos me gusta. No por eso dejo de reconocer el gran trabajo que Rosario Raro ha hecho en esta novela. Una exhaustiva documentación y un retrato perfecto de nuestra cercana sociedad española. Una lectura ágil, de una escritora experimentada que sabe mantener la atención en todo momento.



LA HUESPED

Me costó entrar en el asunto de la novela. De hecho, la dejé aparcada durante unos cuantos días hasta que volví a retormarla. Los temas escatólogicos, casi gratuitos, me paralizaron.
Sin embargo, una vez que seguí con la lectura, debo decir que no me ha disgustado.
Es la historia del traslado de la protagonista a Francia, junto con su marido, un hombre que trabaja como modelo fotográfico. Desde el principio la mujer, que es la narradora, se encuentra a disgusto tanto durante el viaje como durante la estancia en casa de su suegra, donde se considera una huésped. Casi como una intrusa, en un ambiente que no es el suyo, con un idioma – el francés – que desconoce. Poco a poco nos vamos metiendo dentro de su cabeza y sucumbimos a sus desórdenes físicos y psíquicos, algunos en el escenario donde se desarrolla parte de la novela, una habitación bajo tierra, un bunker, como ella lo denomina. Ella se siente desplazada pero tampoco hace nada por su incorporación a su nueva vida.
Es una novela ácida, cínica. A veces despectiva con los otros personajes que solo tienen protagonismo para afearle su vida. Están las emociones muy bien explicadas. Frases cortas. Cargadas de desprecio hacia lo que no le gusta. Una novela dura que, aunque me ha costado leer, creo que ha valido la pena.


jueves, 16 de noviembre de 2017

LA VIDA SIN MURPHY - Manuel Rebollar





Existe la teoría de Murphy, el famoso Murphy y la teoría Rebollar. En ella se mezclan el caos, el orden, la tostada famosa y el gato.
Si pensábamos que Murphy no existió, no es verdad. Existió y, según él, todo lo que puede suceder, sucede. Eso está perfecto hasta que llega Rebollar y lo mata. Literalmente. A través de los microrrelatos. De entrada, sin andarse con rodeos.

El orden de las cosas
Alguien tendría que ir alguna vez a por él. Era previsible. Demasiados años burlándose de todo el mundo, demasiadas ocasiones arruinando momentos mágicos, demasiada soberbia para no reconocer que ya era suficiente. Incluso había publicado un libro donde se recogía gran parte de sus ordenanzas, todas ellas basadas en la realidad y, desgraciadamente, todas ellas certeras Así que allí estaba, delante del domicilio buscado, pistola en mano, dispuesto a arrancarle la vida de una vez por todas. Abrió la perta con violencia y, ante sus ojos, vio a un anciano escribiendo notas en una vieja máquina de escribir. No le tembló el pulso y el disparo le acertó de lleno entre los ojos. Mientras el viejo Murphy moría, su asesino no llegaba a comprender la gravedad de haber desordenado el caos.

Y aquí entra de lleno la teoría Rebollar. Divide el libro en tres partes.
Tostadas. Gatos. Tostadas y gatos. Y finaliza con La vida sin Murphy
Y los microrrelatos nos van llevando al orden del desorden, o al revés.

Inmadurez
El bloque de hielo está harto de moverse lentamente y en grupo. No le gusta su estado sólido. Quiere ser agua cuanto antes para fluir libre por el mundo. Su impaciencia le lleva a aceptar la propuesta de un mechero bunsen clandestino que promete llevarle exactamente a su punto de fusión.  Pero algo sale mal. El paso de 0 a 100 es repentino y llega rápidamente al punto de ebullición. Mientras asciende en estado gaseoso intenta recordar lo sucedido para que, en cuanto se condense, permita que las cosas sigan su estado natural.

Sin Murphy la vida no es la misma, ni la de los batracios, ni la de los vampiros, ni la de las relaciones humanas, ni la de uno mismo.

La segundona
Siempre le sucedía lo mismo. Por más que intentaba anticiparse al movimiento de su rival, esta siempre era la primera en hacerlo, provocando, tal y como quedaba perfectamente reflejado en el reglamento, que tuviera que hacer los mismos gestos y aspavientos que la ganadora. Ella soñaba que algún día vencería. Pobre ilusa, viviendo a ese lado del espejo, la medalla de planta era todo lo que podía conseguir.

Un superhéroe no es igual en este caótico orden. Ni un asesino, ni las morcillas ni, por supuesto, las moscas. Y qué decir de los protagonistas de los cuentos o de las leyendas más famosas.

Entre todo este caos de gatos, tostadas, vueltas de la vida, la teoría Rebollar nos hace sonreír por su originalidad, por su buena escritura, por su sentido del humor, mucho más que la de Murphy, dónde va a parar.

El señor Murphy era un hombre serio, hasta calvo, lo imagino yo. ¡Ah¡que ese es Rebollar. Bien, da lo mismo. Me gusta mucho más el universo que nos propone Manuel. Su caos desordenado es mucho mejor.

Así pues, los muy aficionados a leer y escribir microrrelatos, léanlo.

Y, por supuesto, no se pierdan la brillante introducción de Manu Espada y las magníficas ilustraciones de Ina Hristova.

La vida sin Murphy- Enkuadres Ediciones

jueves, 26 de octubre de 2017

CIERTA DISTANCIA - Manual de supervivencia para amantes de la literatura - MIGUEL SANFELIU


“Este es un libro muy personal”

Así comienza la introducción de Cierta distancia, publicado por la editorial Silex, el nuevo libro de Miguel Sanfeliu, que lleva el mismo título que su ya famoso blog: Cierta distancia

Como él mismo afirma, este ensayo se debe a “la necesidad de indagar en esa pulsión casi física que le robaba tiempo a mi familia, que condicionaba mis fines de semana, que me tenía cavilando todo el tiempo”

Esa pulsión que nos mantiene vivos a muchos de nosotros.
A través de las páginas vamos sabiendo más de la persona que hay detrás de cada una de las líneas. Y con la que, sin querer o queriendo, nos vamos identificando.
Sus reflexiones en voz alta sobre escritores, de cómo o de dónde nace su necesidad de escribir. De dónde el interés por las letras, de cómo desde niños vamos formándonos en ese placer único y solitario que es la lectura. Ese lugar donde muchos nos hemos refugiado y construido nuestro propio mundo, aunque sea durante unas horas. De ese otro mundo que vamos inventando cuando escribimos. En muchas ocasiones mentalmente, hasta que somos capaces de transcribirlo al papel, pero que nos mantiene aislados del resto. 
De la necesidad de reescribir la realidad, de manipularla, de someterla a nuestros deseos. Del sentido terapéutico que tiene la escritura.

“En general, se puede afirmar que la literatura surge de la insatisfacción. El escritor es alguien que necesita reinventar la realidad, pues es el único modo que se le ocurre para entenderla”

“Podría decirse que un escritor es alguien que contempla su propia vida desde cierta distancia”

A través de nombres conocidos, de muchas y variadas referencias, sabemos de las manías de otros escritores. Las diferencias entre unos y otros a la hora de sentarse a escribir. O la renuncia a hacerlo porque consideran haber alcanzado su meta. Sobre la soledad. El temor a hablar en público, la renuencia a aparecer ante los lectores. Los suicidios, muchos, demasiados, por el temor al fracaso.

Hay una anécdota muy familiar, que contó en la presentación de Valencia, sobre su tío. El sentido que la escritura tuvo en su vida para sobrellevar sus fantasmas. La mezcla de realidad y fantasía que se formulaba en su cabeza. La escritura como vía de escape a todo lo que le había sucedido. Poco más adelante, otra anécdota sobre su relación con Medardo Fraile. Curiosa y divertida.
Desconocía, como tantas cosas, hasta que lo he leído en este libro, lo que es el síndrome de Frégoli. Trastorno del transformismo. Aplicado a los escritores. Curioso. Bien explicado en la página 36.

Sus primeras lecturas, el batiburrillo de los inicios. Los libros de bolsillo. Los autores españoles que se escondían detrás de los pseudónimos y que trabajaban en condiciones lamentables. Su evolución como lector. La necesidad de descubrir, de indagar.

¿Cómo plantea un escritor la novela o el cuento? ¿Cuáles son sus métodos de trabajo? ¿Qué son los talleres literarios? La idea de que uno no puede aprender a escribir, aunque sí puede aprender otras artes. Su interés por los manuales de literatura. Por el proceso creativo de otros escritores. De dónde surge una narración. Miguel Sanfeliu comenta que suele comenzar a partir de una idea, de una frase y luego tira del hilo. Escritores que tienen el libro planificado desde el principio, sin sorpresas.

"En cualquier caso, todo escritor alberga la esperanza de que su obra sea única y los lectores así lo reconozcan. Todo aquel que escribe y se decide a publcar desea que su libro se convierta en un bestseller, pese a la carga peyorativa que suele acompañar a este término."

El bloqueo creativo que nos pone tan nerviosos. 

Todos descubrimos nuestros temas recurrentes. Basta con releer lo que hemos escrito anteriormente para saberlo.

Hay un apartado del libro dedicado al marketing, al tremendo trabajo que viene después de publicar, el espectáculo que algunos escritores mantienen para poder seguir en el candelero. La aparente obligación del escritor de convertirse también en intelectual, de saber de todo, de opinar de cualquier tema. Los nervios de hablar en público, de presentar un libro. En el caso de Miguel y de muchos de nosotros, el temor a olvidar algo, a quedarse en blanco.

Ay, las redes sociales. Si no estás, no existes. Las críticas destructivas, la aceptación de una negativa. La desconsideración de críticos y reseñistas. Algunos lo aceptan bastante mal. La creación de polémicas que lleven a que se hable de uno.

El papel de la literatura en este mundo que no comprendemos. “La literatura ofrece una oportunidad innegable de ponerse en el lugar del otro. Para mí, esa es la postura más honesta”
La fama después de la muerte. Grandes escritores que la encontraron cuando ya no podían enterarse.

En definitiva, un libro sobre la necesidad de contar, de desafiarse a sí mismo, de escribir porque forma parte de la vida, porque no se puede dejar de hacerlo.

Un manual de supervivencia. Un ensayo delicioso, ameno, interesante, culto, con fascinantes referencias, comentarios, textos de entrevistas y libros de escritores y escritoras de nuestra generación y anteriores. Un ensayo bien escrito, honrado y tan natural como el propio Miguel Sanfeliu, a quien, creo que se me nota, admiro mucho y aprecio más.


Se puede adquirir aquí:


sábado, 30 de septiembre de 2017

¿De dónde esta manía de ser pájaro? Cristina Requejo



A lo largo de mi vida literaria he escrito unos tres poemas, malos. La poesía es un género en el que no me atrevo a entrar. Es un espacio reservado a gente con una sensibilidad especial, creo yo.
Eso no quiere decir que no lea poesía. Me gusta leerla, por supuesto. Y en esto estamos. Y en disfrutar de las sensaciones que me provocan la lectura.

El último caso el de este libro: ¿De dónde esta manía de ser pájaro?, escrito por Cristina Requejo y publicado por la editorial Enkuadres.

Dice Cristina que nunca había escrito poesía, solo prosa. Y así la conocía yo. Más tarde la descubrí entre los 140 caracteres. Y siempre me gustó lo que leí.
Y ahora descubrimos, y nos descubrimos, ante el poemario. El prólogo de Juan Carlos Mestre lo explica mucho mejor de lo que yo podría hacer. A través de la palabra, de las sensaciones, volamos, exploramos, recordamos y palpitamos.
Monólogo de la piel
Como el agua que fecunda la tierra,
Tus palabras penetran en mis poros,
Haciendo, como la luz,
Visible lo invisible.
Sucedes así,
Como una caricia que,
Sin requisitos,
Atraviesa mis fronteras


Nada sobra, nada falta. Es sencillo y arriesgado. Es vital. Hay musicalidad en las frases, y esa cualidad, para mí, que me da por practicar la música, es atrayente.
Es, en definitiva, un poemario precioso.

Trinchera

Cuando escribo,
Se me llena la boca de matices
Y me convierto en rehén de la palabra.
Sin invocar el armisticio,
Me desocupo y olvido lo devastado,
La rabia y la impotencia,
Como la hierba sin pisar.


Leo y releo. Y disfruto. Hacía tiempo que no me sentía tan a gusto con un libro de poemas.

¿DE DÓNDE ESTA MANÍA DE SER PÁJARO? Editorial Enkuadres 

viernes, 11 de agosto de 2017

LAS FLORES SUICIDAS - Juan Herrezuelo









Las flores suicidas, libro de relatos de Juan Herrezuelo, publicado por Talentura, es de esos libros que te hacen pensar, sentir, reflexionar. Incluso cabrearte.

Contiene cinco relatos:

La esfera de sus plumas, donde una sociedad como la nuestra, se ve en poco tiempo invadida por cientos o miles de palomas. Pájaros que te llevan a recordar a Hitchcock y la sensación del miedo que su vuelo incontrolado nos provocaba en la pantalla. La ciudad en manos de las palomas, de la Enfermedad y de la manipulación de las autoridades sobre los habitantes. En el fondo, junto al miedo en un alféizar, la soledad y la incertidumbre por el presente, suena la música de un violín. La realidad convertida en un mal sueño. 

El fuego sordo es el relato del desamparo tras la pérdida del puesto de trabajo. El descenso vertiginoso hacia el silencio. La frialdad de una sola frase, cuando la esperanza está puesta en ella, de un gesto que lleva a la desesperación. Y al vacío en una sola noche. 

Vísperas de olvido, un magnífico relato teatral entre la realidad y la ficción, donde los límites entre ambas son sutiles. Diálogos e imágenes geniales para los dos personajes del relato.

El camino de los aires como un homenaje al mundo de la radio, me parece. Un relato sobre la fragilidad de la mente humana, sobre la capacidad del ser humano de luchar contra lo que parece insalvable, la tenacidad ante las adversidades. 

Las flores suicidas el relato que da nombre al libro y que nos lleva al tema de las conspiraciones. El cambio climático, el terrorismo, la manipulación de los gobiernos sobre temas que nos deberían preocupar y el constante desvío hacia asuntos frívolos con la intención de que no pensemos, de que miremos hacia otra parte aun a sabiendas de que nos están obligando a hacerlo. El absurdo idealismo de la democracia. La manipulación del tiempo. El miedo. Todo narrado por un personaje quijotesco que se enfrenta al mundo

No había leído nada de Juan Herrezuelo, excepto alguna entrada en su blog Los pasadizos del Loser. Por lo tanto, ha sido un descubrimiento este libro de relatos. Me ha maravillado su prosa tan rica, los juegos literarios, el manejo de las situaciones, la técnica diferente en cada uno de los relatos. Las referencias literarias, musicales o cinematográficas que me llevan a recordar a escritores que ambos admiramos.
No añado nada más, excepto la recomendación de su lectura. De dejarse llevar y engañar por los juegos literarios que el autor propone en cada uno de los relatos.