Páginas

domingo, 2 de febrero de 2014

VERDE COMO EL HIELO - Pedro Sánchez Negreira





VERDE COMO EL HIELO, el primer libro publicado de Pedro Sánchez Negreira, es una colección de microrrelatos que inaugura una colección - Lenguas de Ornitorrinco - de la editorial Zaera Silvar. 
Hace tiempo que descubrí el blog de Pedro, donde recomiendo que se detengan un ratito, y me aficioné a leer sus escritos. Ahora, parte de lo que ya había leído ha sido, afortunadamente, trasvasado al papel. Trasvase más que merecido.

El libro contiene además unas magníficas ilustraciones de Dictinio de Castillo-Elejabytia que retratan el contenido de muchos de los relatos de Pedro.

No es nada fácil escribir microrrelatos, nada. Sin embargo, leyendo los de Pedro te llevas a engaño. Hace que todo parezca normal, su prosa fluye, su vocabulario es extenso, cuidado, sin estridencias. Limpio. Te hace disfrutar.
Son relatos que hablan de usted y de mí, de lo que nos sucede, de lo que ocurre a continuación de algo que no hemos pensado, de la vida en general. Y son escritos y tratados con armonía, con sutileza, como ya he dicho, lo que te lleva a recomenzar la lectura de algunos de ellos, porque hay mucho más contenido en esas pocas palabras de lo que, a simple vista, pueda parecer. 
Pedro, en Verde como el hielo, retrata todos los temas, con cariño, con ironía, con humor fino, con retranca gallega o uruguaya, vaya usted a saber. Te hace pensar, sonreír, enfadarte, incluso llorar. Juega con las palabras, con los conceptos para imaginar y hacernos imaginar, una historia.

LLANTO

Sentada en la mecedora a los pies de la cuna y oculta en la oscuridad taciturna de la habitación, ella se consume en un balanceo vesánico acunando en sus brazo el vacío. En sus anhelos, el niño aún llora.

(DES)ALIENTO

Ocho meses, tres días y catorce horas han pasado desde que te marchaste sin explicarme por qué y yo aún no he podido deshacerme de tu cepillo de dientes.

Por todo ello, porque escribir microrrelatos requiere de una concentración mental y verbal especial, porque escribir microrrelatos no es juntar palabras para llenar de inutilidades las páginas para lograr un libro voluminoso, este libro merece ser tenido en cuenta. Merece ser leído y disfrutado. 
Palabra de novelista.


VERDE COMO EL HIELO- ZAERA SILVAR
Pedro Sánchez Negreira-