Páginas

miércoles, 29 de marzo de 2017

MUJER FAQUIR - Salomé Chulvi

Un faquir, es un asceta que practica duros ejercicios de mortificación.

Mujer faquir es la primera novela de Salomé Chulvi pero no la primera incursión en la literatura. Con anterioridad publicó Metaforario I y Alas de Mariposa.

La novela está estructurada en pequeños capítulos independientes, pero conectados entre sí. Casi todos comienzan con un poema, o haiku o pensamiento, escritos bien por la voz faquir o por Marga. 

La protagonista, Margalida Bibiloni, es una mujer maltratada, incomprendida e inadaptada a lo que la sociedad señala y por estas razones, se mortifica.
Marga es el prototipo de la inocencia en un mundo cruel. Sabe, desde pequeña, que a los espirituales, como ella, los defierentes,  los rechaza casi todo el mundo.

Marga quiere ajustarse a los cánones escritos para justificar que es una mujer como Dios manda, pero no puede.  Marga quiere estar a la altura de esas exigencias, tal como le enseñó su madre: “Cuando el dolor te afija, calla y respira, calla y respira”

Lo importante es pertenecer al gremio de mujeres sumisas. Mujeres que, a causa de la carga genética y la educación ancestral, como su madre, acaban traicionándote. 

Marga está casada con Joan Fusta, un insecto palo, un bicho rígido, delgado y arisco como una púa de erizo que alguien ha perdido por descuido en un lodazal.
Joan Fusta construye féretros. “Y mi marido se consideraba un tipo previsor. Construyó su propio féretro el 25 de diciembre doce años atrás. Después comió en mi casa, y me pidió en matrimonio”

Marga sobrevive gracias a una voz interior, una voz llena de poesía. Gracias a sus recortes de palabras que conserva en una caja en una vitrina, un curioso vicio que se origina en el colegio.  “habíamos descubierto el lado creativo del lenguaje, y nos daba mucha risa, y hasta ganas de orinar”

La poesía es su salvación. Su voz faquir le hace sentirse viva en el mundo que la rodea.  “no sé si escribo para esta voz o ella escribe para mí. No estoy segura de quién alimenta a quién”
“Todos poseemos una voz viviéndonos. De su oficio oculto, somos la sombra”
Como ella misma dice: “La ficción es el mejor mundo que conozco”


La poesía y su perro Es Nin. El único que realmente la adora tal como es. Los dos únicos valores en su vida.

La novela contiene una gran crítica social, entre ellos sobre la pérdida de la identidad tras el matrimonio, sobre el papel de la mujer en la sociedad y su sometimiento a las normas. Sobre la hipocresía imperante. 

Hay varios capítulos, digamos, futuribles que hablan de reprogramación social , en especial para las mujeres. Está el pabellón de hiperféminas con potenciación del servicio sexual sumiso.  Área de maternaje industrial: Lactancia mecanizada y producción de hembras no problemáticas. Lugares donde se somete a la mujer a una especie de esclavización. 

Las mujeres protagonistas.

La madre: “el qué dirán las malas lenguas tiene poder. Tiene el poder para lograr que una madre se convierta en la peor enemiga que conoces”

Aina, la hermana: “descubrió a su hermana en el entierro de su madre”   Sin embargo, no la asimilaba como un ser entero, sino más bien un apéndice del cuerpo materno, un brazo añadido, un pedazo de carne, integrada en la madre.

Cati, la amiga: Cati iba a operarse las tetas, ningún modo de evitarlo, decisión irrevocable. Pero Cati, era Cati, ¿para qué quería más tetas? 
Cati que en su afán de salvarla, mancilla su amistad.

Las tres, a pesar de su cercanía, son las que más perjudican a Marga.


Los hombres de la novela.

Joan Fusta. Ese bicho palo, tan seco, serrín, lengua, saliva, escupitajo, lija, carraspeo y más serrín. Un maltratador, tanto física como psicológicamente. 

Biel Mascaró. El hombre del centro de rehabilitación donde "trabaja", donde la llevan para ser reinsertada. Un hombre de dos o tres caras. La hipocresía en persona.

Ricard. El psicólogo. El zahorí. (Faquir y zahorí. Dos bellas palabras que suenan a viento silbado desde lejos, acantilado y flauta. Primero el salto abrupto de la Q: Faquir. Luego el vuelo deslizante como un ave que planea suave las tres sílabas hasta el silencio. Zahorí)

Dondón. Su amigo.


Por la temática puede parecer una novela trágica. Sin embargo, no es así. Es una novela en la que siempre se respira un claro entusiasmo por la vida, por la supervivencia, por no perder la fe en el ser humano. Es una novela muy psicológica que te adentra en los entresijos de la mente de los protagonistas. A mí me hubiera gustado un poco más de la personalidad de Cati, la amiga. Pero eso es nada más que mi punto de vista.

Salomé sabe cómo combinar la crudeza del tema con un lenguaje poético, ágil, fuerte en sus convicciones, como si escribir fuera una cosa fácil. Una novela muy trabajada en todos los aspectos. 

Una novela que engancha desde el principio, donde seguir las vivencias de Marga Bibiloni se convierte en un ejercicio apasionante.


1 comentario:

  1. Has sido muy valiente al explicar la trama de Mujer Faquir. Yo no lo consigo, y remito siempre al booktrailer colgado en YouTube, o directamente a su lectura... es como tratar de explicar la locura de un loco, a otro loco. Pero las locas que escribimos, lo entendemos mejor si explicas tú. Un abrazo.

    ResponderEliminar