miércoles, 26 de diciembre de 2018

HASTA LLEGAR AL MAR - Carlos de Miguel Aguado


Hasta llegar al mar es una novela de difícil clasificación, no imposible, pero no sabría en qué categoría incluirla, si eso  de las clasificaciones sirve de algo. Una novela, como cualquier libro, es buena o no. Te gusta o no. Y esta me ha gustado mucho. 

Al llegar al mar es la primera novela que publica Carlos de Miguel Aguado, incluida en el catálogo de Talentura.

La novela está dividida en tres libros.

Libro 1 – MI nombre es Jacek Vlásenko. 1944
En este primer libro, dos historias diferentes se van solapando. Comienza narrando en primera persona la historia de Jacek Vlásenko, un joven polaco internado en el campo de concentración de Auschwitz.

Al mismo tiempo, centrado en el año 1966, por medio de capítulos numerados del 1 al 33 con mención de la hora concreta, a través de un narrador, nos metemos en la vida de Carl Rauschemberg, en su vida en Inglaterra, sus estudios de física, y su posterior marcha a Estados Unidos como ingeniero de la NASA. El secuestro de su hijo Matt, el accidente aéreo donde su mujer Elisabeth – Betty- importante científica, pierde la vida.

Libro 2- Queen Ellie
Este segundo libro, de los capítulos 1 al 37, continúa la historia de Carl Rauschemberg, su lucha contrarreloj para encontrar a su hijo Matt, secuestrado por los rusos, acompañado en la aventura por su amigo Richard.
Y, al mismo tiempo, en el año 1999, la historia de Ellie, una niña curiosa junto a un hombre- Marcel Blanchard - que aparece en el pueblo danés de Sondervig. Narración también en primera persona contada por Ellie, en capítulos numerados del I al XVI

Libro 3- El viaje a Sondervig.
En este último libro, los cinco únicos capítulos nos desvelan el entramado de personajes, situaciones y conexiones entre ellos.

La narración de Jacek Vlásenko te interna en el sufrimiento, el frío, la soledad, los terribles experimentos de los médicos nazis. Sensaciones descritas con minuciosidad, pero con delicadeza, de manera que la lectura no te produce la repulsión ante lo que todos imaginamos y sabemos de lo que sucedió allí. Una narración tranquila, que contrasta con el vértigo que vamos a encontrar en los capítulos dedicados a Carl Rauschemberg. En todos ellos, la ciencia es una constante. Los programas espaciales de la Nasa o de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Los proyectos norteamericanos. Las intenciones buenas y no tan buenas de la ciencia.

Obviamente, este proyecto fue durante mucho tiempo, únicamente, una tapadera….

La guerra fría, las detonaciones, los estudios nucleares o el espionaje entre ambas naciones. El secuestro de Matt, el hijo de Carl, su conexión con la CIA o el KGB. Los satélites, como el Sputnik, con la intención de dominar el mundo, someterlo a su antojo. Las investigaciones espaciales con fines militares.

Nunca el poder debe estar en una sola mano.

El libro tercero, narrado por Ellie, nos lleva al mar, casi al fin del mundo. Con la ciencia, la navegación, la astronomía siempre de fondo.

Hasta llegar al mar es un libro interesante. Una novela escrita por alguien amante de la ciencia, una persona curiosa que se ha documentado mucho para construir un relato ágil. Puede que en algún momento tanta información sobre los proyectos espaciales pudiera resultar excesiva o retrasar la lectura. Sin embargo, no es así. Además de estar muy bien insertada dentro de la trama del secuestro de Matt, se nota en la escritura la pasión que el autor ha puesto en ella, que nos está contando la historia que él quería contar.
Hay una parte de espionaje que la hace absorbente y yo, he de reconocer, que tengo debilidad por los espías. Y las otras dos historias, tanto la de Jacek como de Ellie están narradas con mucha sensibilidad. Imaginas que las tres están conectadas, y Carlos sabe mantener el pulso narrativo para llegar hasta el final, hasta el mar. Hasta saber el lugar que ocupamos en el universo, apenas una gota de agua.










No hay comentarios:

Publicar un comentario

JARDINERIA DE INTERIOR - Paz Monserrat Revillo

Como dice el escritor Antonio Báez en el prólogo de Jardinería de Interior , Paz Monserrat demuestra un dominio absoluto de la sencillez...