lunes, 21 de mayo de 2018

TESSELLA - Poemas de Pepe Cervera




Creo que es imposible que yo escriba mejor lo que ya dice Luis Antonio de Villena en el prólogo de Tessella, de Pepe Cervera.

«Los poemas hablan del deseo del sexo, de putas y chicas abiertas y de la errancia urbana, de un dejarse ir por noches y garitos buscando a la vida el sentido o la razón que aún no sabes si tiene.
“Recorrer los garitos de humo olvidados por la vida” o  “Con la primera copa de champán barato me decidí: —Me he enamorado de ti.” Ese oscuro fulgor de clandestinidad, orgasmo, búsquedas del todo, arrebatos y permanente lejanía, no era ciertamente una vida nueva, pero la poesía no solía tratarla.  Algunos pensaban aún que eso que inicialmente se llamó “realismo sucio” era poco “poético”.  En realidad es al contrario, y una de las virtudes de Pepe Cervera fue verlo, probarlo, y escribirlo, dulciamargo. Lo marginal es en extremo atractivo, pese al fango…»

No es la primera vez que leo lo que Pepe Cervera ha publicado desde hace unos cuantos años. De hecho, creo que no me quedaba nada por leer, excepto este libro de poemas. 
Y me gusta que me sorprendan. Y que quede claro que es absurdo encasillar a un escritor en un estilo concreto o género literario.

Tesela (en español) nos muestra un mosaico de vivencias arrebatadas, sórdidas, vitales donde el amor, o el desamor, la soledad, el sexo y la búsqueda de uno mismo componen el libro.

Escojo tres de los poemas, puede que no sean los favorito del autor, pero a mí me han gustado mucho, como el resto del libro.


Escasos recuerdos

Bajo la ventana de mi habitación, bien lo sabes, existe una claraboya.
            Los gatos, las palomas, el tiempo, meteorológicamente hablando, golpean sobre la cúpula de plástico.
            Todo se traduce a imágenes, a voces, a gestos.
            A estar o no estar.
            El sol atraviesa sus olas opacas para introducirse en las tinieblas. La lluvia las golpea convirtiendo el sonido en noches azuladas de un invierno pasado.
            Tú, que yo recuerde, eres lo mejor de mi memoria.


Bésame mucho

            Por lo visto, todas las perspectivas estaban equivocadas en aquella madrugada.
            Llegamos a ella, a la madrugada, desembocando de un río de locura, vientres y desenfrenos.
            Quién nos hubiera dicho entonces, quién habría sido capaz de asegurar, o simplemente de intuir, que tras la mirada evaluadora y las proposiciones sin ánimo de perpetuidad, se escondía, en cosa de segundos, la historia de amor más profunda, hermosa y duradera de nuestras vidas.




Amarga derrota

            Mirada azul de fantasía, labios violáceos, agrietados por el hielo de diciembre.
            Los ojos habían vivido las consecuencias de una decisión —¡ya es mala suerte enamorarse de una puta!— y ahora se distorsionaban, junto con la piel saturada de soledad, desafiando, en una caída libra, la ley de la gravedad.
            Le gustaba lo rápido por ser agradable. Incluso el morir.
            Reventar sobre el asfalto, desde un quinto piso, eso sí es rapidez, lo demás cuentos.

  

 Este tipo de sorpresas es una de las virtudes o ventajas de la lectura.

TESSELLA - Pepe Cervera- Ediciones Contrabando

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL HIERRO DE TU PIEL - Paloma Ulloa

  El hierro de tu piel, escrita por Paloma Ulloa, es una novela sobre el maltrato físico y psíquico. Una novela dividida en tres partes dis...