Páginas

jueves, 9 de abril de 2015

ENERO - Ángeles Sánchez Portero


Conocí a Ángeles Sánchez Portero, quiero decir que igual nos cruzamos en algún momento, durante la microquedada donde se presentó Deantología, la logia del microrrelato. Eso fue  en el año 2013.
En ese libro, los micros de Ángela se pueden leer en las páginas 278 y 279. Dos micros titulados: Trasmutación de los pasos en falso y Labriego marino. En ellos se puede apreciar la calidad de su autora.

Casi dos años después, llega a mis manos la novela Enero,publicada por Talentura, una novela corta que nos habla de la pérdida de un ser amado. Del duelo. Del enfrentamiento del protagonista, Ernesto, a la muerte. Y a la ausencia.
La novela está escrita en segunda persona y en presente, y en este tiempo nos va contando lo que le sucede a Ernesto, de qué manera le afecta la situación. Y todo ocurre, como dice el título, en Enero. 
De pronto, Almudena ya no está y todo a su alrededor se queda congelado, helado como el frío que trae el mes, el helor que le atenaza el alma y lo convierte en un ser perdido.
De repente también los hechos cotidianos, desapercibidos en circunstancias normales, se convierten en extraordinarios. Vive situaciones absurdas y extrañas producto de su imaginación: un armario que gruñe, que se queja, los vestidos de ella que cuelgan en actitud de derrota. Pensando que hay un monstruo en su interior.
Tiene dudas y espera cualquier cambio con tal de recuperar la felicidad, el pasado, la vida que ya no tiene.
Deja notas en la nevera con la esperanza de que sean contestadas, señal de que ella ha regresado y volverán a ser felices. Lee el libro prestado de la biblioteca que ella dejó a medias

“Sabes de sobra que el hueco de un ser ausente posee aristas que se extienden por lo cotidiano, como hiedra enloquecida. Que nadie puede ocupar los límites imprecisos que dejan otras personas”

Fernando, el amigo intenta consolarle, aunque la situación se va a convertir en todo lo contrario.
Cree verla, la sigue, quiere encontrarla, quizás ella se ha equivocado. Se hace con un plano, busca la dirección, se hace pasar por otro. La esperanza de recuperar a Almudena transforma la realidad de su vida. Porque quizás la negación de lo ocurrido sea su salvavidas.

Esta novela corta de 92 páginas tiene una profunda carga emotiva. El relato en segunda persona te acerca mucho al personaje, te envuelve en esa situación extraña que vive, en el derrumbe de su mundo, en el caos de su mente a través de la prosa poética que maneja muy bien Ángeles.

En algunos momentos me ha recordado mucho a Juanjo Millás por esa personificación que hace de los objetos. "La alfombra con sus flecos replegados, como a punto de llorar" "Las cortinas aburridas, arrugadas por su ausencia" "... te sientes amenazado por el ordenador y su ojo cuadrado ... su córnea está llena de polvo"

Una novela muy bien trabajada que se lee con mucho interés, sin prisas, como si el duelo fuera de cada uno. Una novela que me ha gustado mucho. Que he disfrutado leyendo.

Talentura Libros

3 comentarios:

  1. Estupendo, Elena, te recomiendo una segunda lectura si alguna vez tienes tiempo, porque aún es mejor y te das cuenta también de que cosas que no están escritas tú las has rellenado. Eso me pasó a mí.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola, es uno de mis libros preferidos. A veces no damos merecidas oportunidades a autores noveles y sin embargo las veces que sí lo hacemos encontramos pequeñas joyas como este libro no sólo bien escrito sino originalísimo. Nos permite reflexionar sobre sentimientos sombríos, tristes, lúgubres de una forma luminosa y muy entretenida.
    Gran descubrimiento.

    ResponderEliminar
  3. Hola, es uno de mis libros preferidos. A veces no damos merecidas oportunidades a autores noveles y sin embargo las veces que sí lo hacemos encontramos pequeñas joyas como este libro no sólo bien escrito sino originalísimo. Nos permite reflexionar sobre sentimientos sombríos, tristes, lúgubres de una forma luminosa y muy entretenida.
    Gran descubrimiento.

    ResponderEliminar