Páginas

lunes, 15 de julio de 2013

ESTRATEGIAS DE SUPERVIVENCIA - Carlos Manzano



Estrategias de supervivencia es una colección de diecisiete cuentos de distinta extensión pero concebidos como un bloque: la supervivencia y sus diferentes maneras de conseguirla.
En la portada del libro, tal como se aprecia, hay una máscara con una mueca descarnada y la mirada vacía para provocar un aspecto grotesco. Esto sería el aperitivo de lo que Carlos Manzano ha preparado para el interior.
A lo largo de estos relatos encontramos lo peor del ser humano. La parte más negativa, más cruel, más vengativa y más sucia. Una demostración de lo que podemos ser capaces de hacer en determinadas ocasiones con la excusa de la propia supervivencia.
“La ley de más fuerte”es una historia de matones, o de matón mejor dicho, del miedo del débil, del triunfo del cobarde.
“Orgullo y justicia” o como tomarse la justicia por su mano en un acto de desagravio. Cómo late en nuestro interior la rabia cuando que nos están humillando, cuando estamos convencidos de que ya nadie respeta al prójimo y ese prójimo somos nosotros mismos.
“Padre enamorado que mira a su hija” un relato impactante cuyo título ya da la muestra de lo que nos vamos a encontrar. Hay otro relato que habla también de las filiales relaciones y pensamientos oscuros, se trata de “El regreso de la hija pródiga” para mí el más cruel de todos, con unos diálogos tan realistas que impactan.
Otro relato vuelve a tratar el tema de la mujer, el hombre y los impulsos primitivos que anidan en el interior. Se trata de “Una historia del Japón” el hombre gris, tímido y su perversión.
El relato que da nombre al libro “Estrategias de supervivencia” nos habla del exhibicionismo, de la amistad, de la libertad sexual y nos provoca una sonrisa por esa mezcla y por la manera que Carlos Manzano ha elegido para cerrar el relato.
“Auxilio en carretera”nos abre los ojos sobre el tema de la huída ante un accidente. El hecho de mirar hacia otro lado para evitar que un imprevisto modifique nuestra existencia.
“Lento atardecer sobre Venecia” o cómo darle un giro inesperado a nuestra vida sin preguntarnos si quiera por qué. Este relato me ha parecido excelente. De los que más.
Encontramos también otros relatos más cortos, dos una o dos páginas, como “La fotografía” relato de un sueño inalcanzable. “No era mal tipo” una necrológica irónica sobre un hombre cruel. 
Los relatos más próximos a la reflexión son "El vertiginoso declive del cinematógrafo" o como sustituir la cultura del pensamiento por la sociedad del entretenimiento y lo efímero. Y el llamado "Crónica de una ciudad solitaria"
Una de las cosas que más me ha llamado la atención ha sido la sensación de inmersión del autor en los relatos. La manera en que se ha involucrado en todos ellos. No me ha parecido que tomara distancia de los hechos que ha narrado. De esa manera creo que ha conseguido un realismo y una veracidad aun mayor.
Y otra de las grandes características que hay que destacar es el lenguaje preciso de Carlos Manzano. A pesar de la sordidez de algunos de los relatos prevalece la riqueza del vocabulario, consiguiendo relatos excelentes.
Estos relatos sacuden la mente, nos alejan de la preciosidad de los bien pensantes para mostrarnos al ser humano en toda su amplitud.

Una buena lectura para este verano.

Estrategias de supervivencia. 
Libros Certeza.


2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo en calificar como excelente "Lento atardecer sobre Venecia" e impresionante como Carlos ha sabido meterse en la piel de esa mujer...

    ResponderEliminar
  2. Gracias a las dos, Elena y Eva, por vuestros comentarios. Lo cierto es que "Lento atardecer sobre Venecia" tiene una errata de imprenta y una línea entera se quedó sin imprimir, pero por suerte parece ser que su falta no dificulta demasiado la comprensión del relato.
    Un abrazo.
    Carlos

    ResponderEliminar