Páginas

domingo, 23 de junio de 2013

VIAJE IMAGINARIO AL ARCHIPIÉLAGO DE LAS EXTINTA - Susana Camps



Archipiélago de las Extinta (Del gr. ρχιπέλαγος y el lat. exstinctus): conjunto de islas narrativas agrupadas en una superficie extensa, tal vez ilimitada, de literatura. Explorado por primera vez en tiempos de la invención de la tinta, las sucesivas colonizaciones y la llegada del progreso provocaron su transfiguración electrónica. Paradójicamente su fácil localización vía satélite no lo hace más accesible. En la actualidad solo llegan al Archipiélago de las Extinta viajeros con cierta dosis de coraje, ambición y sentido de la aventura”. 

Viaje imaginario al archipiélago de las Extintaes tan original como su propio título. Está dividido en cuatro partes bien diferentes:
 - Hacerse a la mar
- Hacerse a las letras
- Mensajes hallados en una botella
- Retorno por la ruta astral

El libro comienza ya sorprendiendo. El relato Galerada, cuyas frases están construidas partiendo de las preposiciones españolas es, para mi gusto, un arte del equilibrio del lenguaje.
Viajaremos por rutas inexploradas, por paraísos salvajes con gente más sorprendente todavía, entre leyendas marinas, exploradores intrépidos que nos harán sentir como si hubiéramos aterrizado en una época pretérita, como en aquellos relatos de la literatura inglesa de siglos pasados. Lo fantástico, lo irreal se convierten en magníficos relatos. La realidad de la vida vista desde otro prisma.
Nunca falta el humor, la ironía suave de Susana. Su escritura parece ligera porque así lo hace ella con la sabiduría de quien sabe manejar las palabras, los tiempos, la elegancia. Con ella, el microrrelato como género adquiere una dimensión más asentada.
He disfrutado de la lectura. Mucho. Aun conociendo a Susana, este libro me ha servido para redescubrirla. Para quienes todavía no la conocen, Los martes micro es su blog.


INSTRUCCIONES PARA LEER UN MICRORRELATO.

Para leer un microrrelato no nos importa cómo venga usted vestido ni se requiere reserva. Sin embargo se necesita buena predisposición. Deberá conocer el uso de los cubiertos (de común tres juegos) y las copas (en algunos casos, hasta cinco), aunque por supuesto, no va a utilizarlo todo. Quizá tenga que emplear la cuchara de plata, tal vez alicates de marisco o un cuchillo de sierra para entrecot, pero no dé nada por hecho. Aquí la consigna es sorprenderle. Las croquetas pueden contener helado y el soufflé esconder baba de hiena; es famoso nuestro turrón de calamar. En esta mesa nada es lo que parece.
Lo habitual es que se sirva un solo plato, de cantidad insignificante, sabor selecto y diseño espectacular. Puede ir regado con un vino culto o grosero, blanco, tinto o espumoso, pero jamás con insípido rosado. El agua se escancia escasa, únicamente cuando el plato es muy fuerte. Y raramente se sirve postre. Si hay dulce, viene integrado en el menú y tendrá que evocarlo usted mismo. No tenemos ningún interés en que salga de aquí con un buen sabor de boca.
Lo que sé es preceptivo es el pan, que se sirve al final para arrebañar bien el plato, lo que en este establecimiento se considera signo de interés y gusto por nuestros micros.

Esperamos que la experiencia sea de su agrado y repita hasta llenarse, como en los tiempos en que frecuentaba locales de gastronomía contundente.


Viaje imaginario al archipiélago de las Extinta.
Talentura.
Colección Relatos.

4 comentarios:

  1. Querida Elena, muchas gracias por esta entrada. Me gusta especialmente que digas que has disfrutado con la lectura, y que ahora nos conocemos un poco más. Creo que en esto consiste fundamentalmente la literatura.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, aun creo que me he quedado corta. Estoy encantada con el libro, creo que es muy bueno.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  2. Entre todos vosotros me estais aficionando a los microrrelatos y desde luego las Instrucciones para leer un microrrelato de Susana me han ayudado muchísimo.

    Tengo este libro en mi biblioteca y lo leo muy despacio, poquito a poquito, saboreandolo sin querer que se acabe y la verdad es que ya le estoy viendo el fin.

    Elena espero que lleves esta reseña a Leo y comento será un orgullo para el blog.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto, Chelo, ya sabes que es todo lo contrario. Me gusta colgar las reseñas de este libro en Leo y comento.

    Muchas gracias. Me alegra de que estés disfrutando

    Un abrazo

    ResponderEliminar